Santa Coloma de Gramenet, ciudad vital

by Diàlegs a la Riba del Besós
4 meses ago
102 Views

Muchas son las miradas que sostienen nuestra ciudad. Las miradas de todos aquellos que luchan y aquellos que lucharon por Santa Coloma. Muchas han sido las personas que han dedicado gran parte de sus vidas a la reconstrucción, a la mejora, a la transformación y dignificación de los barrios colomenses, como pudimos ver en el reciente reportaje de Periferia.

El objetivo sigue siendo actual, el mismo que cuando se realizó el Plan Popular en 1978, con Xavier Valls a la cabeza y con las AAVV de todos los barrios: Conseguir una ciudad no tan solo para dormir (ciudad dormitorio) y si una ciudad para vivir.

Conseguir una ciudad vital, donde los espacios públicos  tengan usos diversos, con plazas para descansar, espacios de calma y para conversar, donde las terrazas sean espacios de encuentro. Con equipamientos y servicios. Si en 1978 se pudo dibujar, planificar, y concretar la ciudad que soñaban los vecinos, ahora queremos seguir pensando y mejorando Santa Coloma de Gramenet. Este es el objetivo principal de Diàlegs a la Riba del Besòs. Si la generación de colomenses de la década de los años sesenta y setenta, a base de reivindicaciones y de luchas participó en construir la ciudad, ahora es la generación de principio del siglo XXI la que debe construir la ciudad futura.

El franquismo y los especuladores diseñaron una ciudad llena de heridas, típica de la periferia a la que tuvimos que curar y darle la vuelta. Ahora optamos por una periferia vital, donde los barrios tengan vida y donde consigamos puntos de referencia y de centralidad.  Los espacios públicos conseguidos indican y definen la ciudad: El Parque Europa, La Serra de Marina, Can Zam, el Parque de la Bastida, El Paseo de Ribera del río Besós, las diferentes plazas en cada barrio. Redefinir usos del espacio público:  de Torribera, aún demasiado aislado, separado o exclusivo; redefinir la relación y comunicación con las ciudades vecinas, los equipamientos, los centros cívicos y las bibliotecas, etc.

La multiculturalidad  que aportan los nuevos vecinos, el equilibrio de una ciudad solidaria que no quiere avanzar a dos velocidades, dejando a los barrios más alejados del centro con menos recursos.

Y una ciudad que quiere aportar su valor al resto de ciudades metropolitanas, contribuyendo a la creación de una conciencia, de unos servicios compartidos  y de una identidad  más colectiva con las ciudades y barrios vecinos. Ahora no partimos de una sola centralidad, Barcelona, son muchas las ciudades metropolitanas, al igual que Santa Coloma de Gramenet que conformamos el entramado metropolitano colectivo.

Desde DRB queremos seguir reflexionando y os invitamos a participar, sea de forma virtual o de forma presencial cuando nos podamos encontrar de nuevo. Santa Coloma vale la pena.

Diàlegs a la Riba del Besòs (Febrer 2021. Santa Coloma de Gramenet, ciudad vital. Elmirall.net, p.07)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *